Ice Tea,

Receta: Rooibos Helado

12:30 Soledad Nieto 1 Comments




Colocar un par de cucharadas de hebras en una tetera, a la que añadirás aproximadamente un litro de agua a punto de hervor. Deja reposar unos cuatro minutos y luego lleva a una jarra, que irá directo al refrigerador.
Cuando el rooibos esté bien frío, debes servir. De más está decir, puedes probarlo como te guste: no queda nada mal con limón, menta, zumo de frutas y con tu endulzante preferido.

Foto: Freefoto.com

También en el blog

1 comentario:

  1. Me encanta el roibos, sobre todo porque no tiene teína y se puede tomar a cualquier :)
    Un besazo
    Elena

    ResponderEliminar