Consejos,

El Hibisco

12:00 Soledad Nieto 0 Comments


El hibisco (del griego ibískos, que significa una forma de malva) es una planta de flor aromática color rojo intenso, tiene muchas propiedades medicinales, no tiene muchas sustancias irritantes y su forma de uso es muy sencilla, por lo que es gran amiga de la salud y pueden tomarla desde los más chiquitos.






La parte de la planta que se usa es la flor, la cual se deja secar y se mezcla con agua caliente, lo que da lugar a un agua curativa que se ha usado desde hace siglos. Suele germinar en lugares cálidos y húmedos. Propiedades del hibisco:

• Reduce hipertensión: contiene sustancias relajantes que favorecen la relajación y ayuda a bajar presión en la sangre.

• Mejora la circulación sanguínea.

• Es digestivo.

• Su flor carnosa es vitamínica y aperitiva, contiene ácido cítrico, tantárico, vitaminas y sales minerales.

• Excelente para ayudar a bajar de peso y eliminar toxinas o residuos químicos del cuerpo.

• Descongestiona intestinos, los limpia de parásitos y microbios y lo ayuda a mantenerse en excelentes condiciones.

• Baja el colesterol nocivo y regula triglicéridos.

• Es estimulante, por lo que se considera en algunos lugares como planta afrodisiaca.

• Contiene altas dosis de ácido cítrico y ácido ascórbico, potentes antioxidantes que ayudan a proteger las células de agresiones que sufren diariamente a causa de los radicales libres, evitando el deterioro y envejecimiento precoz de células y tejidos.

• Su alto contenido en vitamina C la convierten en un excelente remedio en casos de catarros, contagios, enfermedades pulmonares, etc.

• Es un potente antimicrobiano, protege al cuerpo de microbios y aumenta las defensas.

• Anticancerígeno

• Antibacteriano

Forma de consumo:

El hibisco es una bebida noble que pueden tomar desde los niños hasta los más grandes, no tiene efectos secundarios y sus efectos no son nocivos para el organismo.Se puede tomar diariamente sin riesgo.

También en el blog

0 comentarios: